Clínica de acupuntura de bajo coste en Bombay

descalzos

“Acupuntura descalza”

Nuestro objetivo: ofrecer una medicina eficaz y accesible a los más pobres.

Nuestra herramienta: la acupuntura.

Los acupuntores descalzos están actualmente actuando en las chabolas y las zonas rurales de la India, el proyecto podría ser adaptado y trasladado a otros países o comunidades.

» Montamos Clínicas de bajo coste en las zonas desfavorecidas, para tratar a poblaciones que tienen un acceso insuficiente a cuidados sanitarios.

» Tratamos igualmente de formar en la acupuntura a gente proveniente de chabolas o pueblos, que continuará trabajando de forma autónoma dentro de su comunidad.

Todo comenzó en 2007. Dos acupuntores, Walter Fischer (Bélgica) y Jacques Beytrisson (Suiza), se van a Bombay, en la India. Constatan el difícil acceso a cuidados sanitarios apropiados en las zonas de chabolas, y deciden utilizar sus competencias para aportar soluciones. Acupuntores Descalzos, una organización sin ánimo de lucro, es creada un año más tarde con este objetivo.

Enero de 2008. Walter Fischer decide poner en pie un dispensario en una zona de chabolas de Bombay. Ujwala Patil, una joven trabajadora social india, se une a sus esfuerzos y juntos abren una clínica rudimentaria de acupuntura (7 metros cuadrados, dos camillas para tratar, sin agua corriente).

En respuesta a sus resultados positivos, la acupuntura empieza progresivamente paciente de acupuntura en Indiaa abrirse camino en los barrios pobres de la ciudad. Algunos meses más tarde, Ujwala crea su propia ONG, Barefoot.Slums, que se encargará de gestionar los futuros dispensarios de acupuntura en Bombay, en colaboración con Walter y sus acupuntores descalzos.

Mayo de 2009. Debido a la afluencia creciente de pacientes, la clínica de acupuntura se traslada hacia un lugar más espacioso, al borde de las chabolas, ofreciendo 5 camillas y, por fin, un aseo y agua corriente.  

Junio de 2010. Apertura del primer dispensario rural, en el Tamil Nadu (Sur de la India).

HOY

Desde su creación, Acupuntores Descalzos ha tratado a más de 4 500 pacientes en la India. De media, de 25 pacientes son tratados por día en cada dispensario. Un tratamiento necesita varias sesiones, desde algunos días para problemas sencillos y banales, hasta varios meses para trastarnos más graves.

A pesar de que la acupuntura sea capaz de tratar muchas más patologías, el dolor físico representa alrededor del 90% de los casos en nuestra clínica de calle. Tratamos también parálisis, problemas neurológicos, disfunciones digestivas, perturbaciones del sueño, enfermedades ginecológicas….

Gente en las calles de Bombay, India

El 100% de nuestros pacientes descubren la acupuntura por primera vez. Las mujeres, que se encargan ampliamente de las tareas domésticas, representan el 65% de los pacientes.

El precio que solicitamos a cada paciente es de 20 rupias (0,35 euros) por tratamiento, mientras que la tarifa de un acupuntor en Bombay es de más o menos 200 rupias y puede llegar hasta los 1000 rupias. No hace falta precisar que estos servicios están fuera del alcance de la mayoría de nuestros pacientes de las chabolas.

MAÑANA

Mujeres buscando aguaAcupuntores Descalzos proyecta abrir nuevas clínicas en las zonas desfavorecidas de Bombay y en las aldeas aisladas de la India. Colaboramos con una escuela india de acupuntura (ATAMA) en el Tamil Nadu, en el Sur de la India, donde esperamos inaugurar una segunda clínica antes de 2012, con un objetivo constante: llegar a las poblaciones más pobres.

Para lograrlo, tenemos que apoyar la autonomía local, motivando a los acupuntores indios a que se formen y que ellos mismos gestionen clínicas. Hemos puesto en marcha un centro de formación en Bombay y trabajamos con ATAMA en el Tamil Nadu. Contamos también con el apoyo de practicantes indios y extranjeros para asegurar esas formaciones. 

El mañana es por definición incierto, pero creemos que podemos construir en ello. Seguiremos poniendo nuestros esfuerzos en la creación de estructuras autónomas, alcanzando a los más pobres para mejorar su “mañana”. Seguimos adelante porque estamos animados por lo que ya se ha hecho. Porque creemos que estos esfuerzos vuelven el mundo un poco mejor. More info

Mujer India